Después de la comida en un restaurant en Querétaro, nos pusimos a conversar sobre temas diversos. En la mesa estaban Casilda Madrazo, mi amiga Alejandra Valdés Teja, y un hombre de unos treinta y siete años. Alguien preguntó sobre mi tema de tesis de maestría. Respondí que estaba analizando María de la Candelaria, intento de …