Presentación de la Revista Entre Tejas


Chiapas es un estado que se distingue por sus aportes a la cultura nacional. No son pocos los humanistas, científicos, artistas y académicos chiapanecos cuyos nombres se mencionan con respeto y admiración en el país entero y cuya labor ha contribuido al desarrollo de nuestra patria. Existen aquí y acullá académicos, creadores, intelectuales cuyas plumas están en espera de un foro desde el cual expresar sus ideas y propuestas..

Existen aunque no se les menciona. Aunque los mecanismos de difusión y promoción del Estado los hayan soslayado y procurado robarles y sabotearles la voz. Pero están en la academia, en los silenciosos y apartados cubículos de la investigación, en las aulas formando adeptos en el conocimiento, como también lo están en la brega diaria del quehacer creador, en los pequeños claustros de la reflexión; a todos ellos hemos convocado y sabemos que, paulatinamente, se sumarán en calidad de valiosos adherentes a este proyecto a medida de que lo conozcan y confíen en nuestra misión.

Ahora contamos con literatos, historiadores, poetas, académicos de las ciencias sociales, artistas plásticos, pero confiamos en que responderán favorablemente a nuestra llamada en el corto plazo los politólogos, los antropólogos, arqueólogos, y demás gente de inimaginable filiación intelectual que enriquecerán nuestra labor.

Por eso consideramos que era necesario abrir un foro, en este caso en forma de una revista de periodicidad bimestral, en que se den cita la palabra que invita al debate, a la opinión inteligente, a la propuesta original pero viable de asuntos que atañen a nuestro terruño y su devenir histórico.

El grupo cultural Entre Tejas se suma a esta labor como una alternativa para reunir esas voluntades que están ávidas de compartir y disertar sobre temas interesantes y provechosos sobre y para Chiapas.

Nunca ha sido sencillo editar una revista cultural en un país al que se le ha confinado perversamente al desinterés por la buena y cultivadora lectura.

Sabemos que nunca serán suficientes los espacios que intenten acrecentar y promover ideas en aras de una mejor sociedad y, por ende, un mejor país. Estamos conscientes de que este esfuerzo no será nada fácil (nunca ha sido sencillo editar una revista cultural en un país al que se le ha confinado perversamente al desinterés por la buena y cultivadora lectura), pero quienes nos hemos embarcado en este navío llamado Entre Tejas, Revista Cultural de Chiapas -colaboradores, patrocinadores y editores, todos navegando solidariamente- nos hemos comprometido a que la travesía llegue a buen puerto.

Nuestro interés radica en sumarnos al esfuerzo de esas personas que, día con día, deciden no claudicar en su ideal de transformar a Chiapas en un mejor lugar y, por ende, más justo. Esa es la voluntad generatriz que nos impulsa.

Anterior La academia, muy desvirtuada en las artes plásticas: Reynaldo Velázquez Zebadúa
Siguiente De Primera revelación a Balún Canán: la paulatina reconstrucción textual de la infancia comiteca de Rosario Castellanos y su inscripción en la posrevolución mexicana